Skip to content

El asesino hizo una pausa

octubre 21, 2011

El asesino hizo una pausa. De pronto se llevó un extremo de la revista enrollada a los labios y sopló con fuerza. Algo, una manchita de color, siseó en el aire y un diminuto dardo metálico fue a clavarse en una viga de madera situada a pocos centímetros de la cabeza de Coronado.

p. 19, segundo párrafo.

Este es uno de los pasajes más impactantes del libro. Recuerdo pocas novelas con un arranque tan espectacular. Sabemos tanto (tan poco) como Aurelio Coronado: que es un asesino, está desarmado y, de repente, enrolla una revista y la convierte en una cerbatana.

En esta última lectura lectura me ha recordado a un supervillano de los comics que ha sido llevado al cine en la película Daredevil (2003): Bullseye.

Dibujado por el maestro Frank Miller.

Crédito de la imagen

Collin Farrell caracterizado como Bullseye

Crédito de la imagen

Más información sobre Bullseye en Wikipedia.

David

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: